logotipo estudio pixel

Restyling o rebranding: ¿cuál es la elección correcta para tu marca?

En el dinámico mundo empresarial de hoy, la imagen y percepción de una marca resultan cruciales para el éxito. Las estrategias de restyling y rebranding son fundamentales para mantener a una marca actualizada y en línea con las expectativas de los consumidores. Pero, ¿cuál es la elección correcta entre ambas? La respuesta depende de múltiples factores, incluyendo el estado actual de la marca y sus objetivos a largo plazo.

¿Qué es el restyling?

El restyling es una actualización de la imagen visual de una marca sin alterar su esencia fundamental. Esta estrategia se enfoca en modernizar y refrescar la imagen corporativa para mantenerla relevante ante los cambios de tendencia y las expectativas del público. El restyling puede incluir la actualización de logotipos, paletas de colores, tipografías y otros elementos gráficos, pero siempre respetando la identidad de marca ya establecida.

Es una estrategia menos radical que el rebranding y suele realizarse cuando la empresa necesita una revitalización visual sin una modificación profunda de su filosofía o valores. Algunos ejemplos notables de restyling incluyen pequeños ajustes realizados en logos de empresas ampliamente reconocidas, como Apple y Coca-Cola, que han evolucionado sutilmente a lo largo de los años para mantenerse contemporáneos.

Un restyling se recomienda cuando la marca es sólida y reconocida, pero necesita adaptarse a las nuevas corrientes del diseño gráfico o a la evolución de su sector de mercado.

¿Qué es el rebranding?

El rebranding es un cambio más profundo y estratégico que implica una transformación completa de la identidad de marca. Va más allá de la mera actualización visual y abarca la misión, visión, valores, y a menudo el público objetivo de la empresa. El objetivo del rebranding es reposicionar la marca en el mercado, a menudo en respuesta a cambios significativos dentro de la empresa, crisis de marca, fusiones, adquisiciones o cambios en la estrategia de negocio.

El rebranding puede ser una herramienta poderosa para revitalizar una marca que ha perdido relevancia o que busca alcanzar nuevos mercados. Un rebranding exitoso fue el de Instagram, que cambió su logotipo de una apariencia retro a una más simplificada y colorida, reflejando así la evolución de la plataforma y su comunidad de usuarios.

El rebranding es un proceso que debe manejarse con sumo cuidado, ya que implica cambiar cómo se percibe la marca tanto a nivel interno como externo. Es una decisión estratégica que debe estar respaldada por un análisis de mercado y una planificación detallada.

Diferencias entre restyling y rebranding

Comprender las diferencias esencial entre restyling y rebranding es clave para tomar la decisión correcta. El restyling se centra en el aspecto visual de la marca, mientras que el rebranding implica un cambio a nivel de identidad de marca que puede influir en todos los aspectos de la empresa.

  • Restyling: Renovación visual que conserva la esencia de la marca.
  • Rebranding: Cambio profundo que puede afectar la misión, visión y valores de la marca.
  • Restyling: Menos arriesgado y más rápido de implementar.
  • Rebranding: Requiere una estrategia detallada y puede ser más costoso y arriesgado.

La elección entre uno y otro dependerá de los objetivos a largo plazo de la empresa, la situación del mercado y la conexión emocional de los consumidores con la marca.

¿Cuándo hacer un restyling de marca?

Un restyling de marca es adecuado en diferentes circunstancias. Aquí hay algunas situaciones en donde esta estrategia es particularmente beneficiosa:

  • Cuando la imagen de marca se siente anticuada y necesita un refresco visual para seguir siendo competitiva.
  • Si la empresa desea atraer a un público más joven sin alienar a su base de clientes existente.
  • Tras el lanzamiento de nuevos productos o servicios que requieren una imagen renovada.

El restyling debe ser cuidadoso para no perder la identidad y el reconocimiento de marca ya conquistado.

¿Cuándo es necesario un rebranding?

El rebranding es una estrategia más radical que es necesaria cuando la marca enfrenta desafíos significativos o busca un cambio de dirección fundamental. Algunos escenarios que pueden requerir un rebranding incluyen:

  1. Cambios profundos en la visión o estructura de la empresa, como fusiones o adquisiciones.
  2. La necesidad de desvincularse de connotaciones negativas o crisis de marca.
  3. El deseo de alcanzar un nuevo mercado o público objetivo.

Es una decisión de gran importancia que debe estar basada en una investigación profunda y análisis estratégico.

Casos de éxito: restyling y rebranding

Los casos de éxito son una gran fuente de inspiración y aprendizaje. Empresas como Starbucks y MasterCard han realizado procesos de restyling y rebranding con resultados sobresalientes. Starbucks simplificó su logotipo manteniendo la emblemática sirena, mientras que MasterCard rediseñó su logo para una era digital, optimizando su reconocimiento visual.

Ambas marcas lograron mantener su legado al mismo tiempo que se presentaron de manera fresca y relevante para las nuevas generaciones. Estos ejemplos demuestran la importancia de una ejecución cuidadosa y planificada de estas estrategias.

Preguntas relacionadas sobre restyling y rebranding

¿Cuándo es recomendable hacer un rebranding?

El rebranding es recomendable cuando la marca experimenta un cambio significativo en su estrategia de negocio o necesita distanciarse de una imagen negativa. También es apropiado cuando la empresa busca llegar a un nuevo público o cambiar radicalmente su oferta de productos o servicios.

Debe ser una decisión basada en un entendimiento claro de la identidad actual de la marca y la dirección hacia la cual se quiere mover.

¿Cómo saber si tu marca necesita un rebranding?

Una marca puede necesitar un rebranding si nota una disminución en su relevancia en el mercado o si su imagen ya no representa los valores y objetivos de la empresa. Otras señales incluyen una fusión o adquisición significativa, un cambio en el público objetivo, o simplemente el deseo de rejuvenecer la marca.

Realizar un análisis detallado de la percepción de marca y del posicionamiento en el mercado puede aclarar la necesidad de un rebranding.

¿Cuándo es conveniente rediseñar la marca de una empresa o producto?

El rediseño de una marca es conveniente cuando hay un cambio en las tendencias de diseño que afecta la percepción de la marca, cuando se lanza un producto innovador que requiere una imagen acorde, o simplemente para mantener la marca fresca y atractiva para los consumidores.

Es importante hacerlo de manera coherente con la historia y los valores de la marca para mantener la lealtad de los clientes.

¿Qué quiere decir restyling?

El término restyling hace referencia a la actualización de la imagen visual de una marca sin cambiar su esencia y posicionamiento en el mercado. Es un ajuste de la identidad corporativa para mantener la marca moderna y relevante.

Un restyling puede ser tan sutil como un cambio en la paleta de colores o un rediseño completo del logotipo, siempre y cuando la esencia de marca permanezca intacta.

En resumen, la elección entre restyling o rebranding es una decisión estratégica que debe basarse en un conocimiento profundo del mercado, la competencia y el público objetivo. Ambas estrategias son herramientas poderosas para mantener la relevancia y la competitividad de una marca en un entorno empresarial en constante evolución.

Picture of Rober M.
Rober M.
Diseñador gráfico especializado en imagen corporativa

Construyamos juntos cosas increíbles

C/ Joan de Joanes, 2 – 03720 Benissa (Alicante)

965 731 700

info@estudiopixel.com

 

©2024 ESTUDIO PIXEL – Estudio de diseño gráfico, diseño web y marketing digital en Alicante